5 pasos para alcanzar tus objetivos de Año Nuevo

Estas fechas están repletas de ilusiones y sueños de cambio de vida, vemos los gimnasios repletos, las personas adoptan dietas nuevas y prometedoras, otros comienzan a correr en el parque, algunos buscan trabajo y otros recuperar amistades y relaciones perdidas. Los propósitos son muchos, pero lo que se busca es el cambio.
Los pasos siguientes son recomendaciones que fácilmente puedes realizar y que garantizan cambiar tu experiencia a la hora de proponerte a realizar cualquier actividad nueva o intentar mejorar en algún aspecto.
1- El primer paso es tener claro que se quiere hacer. Por lo general, tenemos una idea de lo que queremos lograr, pero no tenemos claros los pasos que se necesitan para llegar a nuestro objetivo. Por ejemplo bajar de peso, es un objetivo común en estas fechas, si nos quedáramos solamente con “bajar de peso” no tendríamos una idea muy clara de que hacer. Una solución para esto es, en una hoja de papel, escribe tu objetivo en la parte superior, debajo de tu objetivo escribe cualquier cosa que puedas realizar para acercarte a tu objetivo, desde lo más fácil hasta lo más complejo que se te ocurra. Esto te ayudara a clarificar que es lo que puedes comenzar a realizar y cuál podría ser el siguiente paso.
2- El segundo paso es registrar tu progreso. El llevar un registro de las veces que realizamos una actividad, nos permite en el futuro hacer comparaciones y ver nuestro progreso. Y si no hubiera progreso, también nos podríamos dar cuenta gracias el registro. Un ejemplo de registro podría ser pesarte todos los días, las veces que vas a correr en la semana, incluso cuantas veces comes comida chatarra. Si tu meta es aumentar o disminuir algo que haces, registrarlo es el primer paso para darnos una idea de cuantas veces sucede en la semana o al día.
3- El tercer paso es el reconocer nuestro esfuerzo y recompensarnos por ello. Es probable que en tus objetivos a alcanzar, se encuentren metas difíciles o complejas de realizar al primer intento. Por eso reconocer lo que haces y recompensarlo es una buena estrategia para seguir caminando acorde a lo que deseas lograr. Tal vez tu meta es comenzar y terminar un libro el cual tienes abandonado. Utilizando los pasos anteriores haz dividió el libro en partes y disidido leer 20 paginas al día. El esfuerzo de leer 20 páginas hay que reconocerlo, y la mejor manera de hacerlo es teniendo un detalle contigo inmediatamente después de terminar de leer. Podría ser un dulce que te guste o incluso tomarte un café.
4- El cuarto paso se parece un poco al paso anterior. Consiste en acompañar una actividad que no realices (tus metas y objetivos) de manera frecuente con una que realizas en bastantes ocasiones.
Digamos que tu objetivo es ser más ordenado, siguiendo los pasos anteriores decidiste que tender tu cama es una actividad que probablemente te acerque a tu meta. Es algo que usualmente no haces, solo pocas veces, pero algo que si haces es jugar con tu perro. De este modo podrías jugar con tu perro justo en el momento que termines de tender tu cama. Ya que jugar con tu perro es algo que realizas todos los días o de manera frecuente, el hacerlo justo después de tender la cama aumentara la probabilidad de que tiendas tu cama. Esto aplica para cualquier actividad que realices.
5- El quinto paso tiene que ver con lo que nos decimos a nosotros mismos. En muchas ocasiones nuestros pensamientos pueden ser barreras que nos impiden llegar a cumplir nuestros objetivos, pero también pueden ser de mucha ayuda. Decirse a sí mismo “lo estás haciendo muy bien” después de practicar con la guitarra por 10 minutos, puede servir para que continúes haciéndolo, sin necesidad de que alguien venga a decírtelo. De manera cotidiana le llamaríamos “echarse porras”, aquí lo importante es el CUANDO de esto. Como hemos visto anteriormente, el mejor momento para ofrecer una recompensa es inmediatamente de cumplir con tu actividad.
Quisiera agradecerte por tomar de tu tiempo y haberlo invertido en leer mi nota, espero y este material te ayude a lograr tus objetivos y acercarte cada día un poco más a esa vida que deseas tener. Si conoces a alguien que podría beneficiar de este material, agradecería que se los compartieras o si gustas compartir directamente en tu página también estaría muy agradecido.
Fuentes
Stumphauzer, J. S. (2013). Terapia Conductual: Manual de entrenamiento para psicólogos, médicos, enfermeras, trabajadores sociales, pedagogos, maestros. México D.F.: Editorial Trillas.

Sergio Liera Aguilar

Psicólogo en Centro Integral de Psicología
Licenciado en psicología, UADVer perfil