10 tips para formar niños resilientes

¿Qué significa ser resiliente? 

 

Resiliencia, según la RAE, es la capacidad humana de asumir con flexibilidad las situaciones límite y sobreponerse a ellas. Es el proceso de adaptarse bien a la adversidad, a un trauma, tragedia, amenaza, o fuentes de tensión significativas, como problemas familiares o de relaciones personales, problemas serios de salud, etc. 

 

Ser resiliente no quiere decir que la persona no experimenta dificultades o angustias, al contrario, el dolor emocional y la tristeza son emociones que comúnmente aparecen cuando una persona se encuentra en situaciones adversas, o cuando nos enteramos de la pérdida o trauma de otra persona. 

 

Los niños también saben del dolor de vivir, pasan por situaciones que no alcanzan a comprender, pero les lastiman. Se les puede pedir a los niños que enfrenten problemas, como adaptarse a una nueva clase, ser intimidados por sus compañeros o incluso al abuso en el hogar.  La aptitud para desarrollarse pese a estos desafíos surge de la capacidad de resiliencia.

 

La buena noticia es que la resiliencia es una capacidad que puede aprenderse y además puede ayudar a manejar el estrés y los sentimientos de ansiedad e incertidumbre. 

 

A continuación, te dejo 10 maneras en las que puedes ayudar a ejercitar el músculo de la resiliencia en tu pequeño:  

 

1.- HACER Y TENER AMIGOS Enseña a tu hijo a hacer amigos, incluso a ponerse en el lugar del otro y sentir lo que el siente. Desarrolla un lazo familiar fuerte para que se sienta amado y aceptado. 

2.- ENSEÑAR A LOS NIÑOS A AYUDAR A LOS DEMÁS  Ayudar a otros puede permitirles a los niños superar la sensación de que no pueden hacer nada. Refuerza la confianza en sí mismo asignándole tareas apropiadas a su edad.  

3.- MANTENER UNA RUTINA DIARIA El respeto a la rutina es un sentimiento reconfortante para los niños, especialmente a los más pequeños. A ellos les agrada saber que están cumpliendo y haciendo bien sus tareas.   

4.- TOMARSE UN DESCANSOEnseña a tu hijo a concentrarse en sus propósitos, pero también a descansar y hacer cosas diferentes cuando se sientan angustiados. Esto lo ayudará a llegar a su meta más satisfecho.  

5.- ENSEÑAR A LOS NIÑOS A CUIDARSE  Es importante que todos cuidemos de nuestra salud. Con el ejemplo podemos enseñar a los niños a adquirir hábitos apropiados y saludables. Cuidarse e incluso divertirse ayudará a tu hijo a mantener el equilibrio y enfrentar mejor los momentos estresantes.  

6.- MOTIVAR A LOS NIÑOS A FIJARSE METAS Fechas importantes como el inicio del año o un cumpleaños, son ideales para enseñar a los niños a establecer algunas metas en su vida. Avanzar hacia ellas, incluso a pasos pequeños, y recibir elogios por hacerlo puede ayudarle a desarrollar resiliencia para salir adelante ante los desafíos.   

7.- ALIMENTAR UNA AUTOESTIMA POSITIVA  Motiva a tu hijo a confiar en sí mismo para resolver problemas y tomar las decisiones adecuadas. Enséñale a tomar la vida con humor y la capacidad de reírse de sí mismo. En la escuela, ayuda a los niños a ver cómo sus logros individuales contribuyen al bienestar de la clase como un todo.   

8.- ENSEÑAR A LOS NIÑOS A VER LO POSITIVO INCLUSO EN LAS COSAS MALAS  Después de una tormenta siempre viene la calma y no hay que desesperarse. Fomentar una actitud optimista y positiva le permite a tu hijo darse cuenta de las cosas buenas de la vida y seguir adelante incluso en los momentos más difíciles.    

9.- ESTIMULA EL AUTOCONOCIMIENTO EN LOS NIÑOS Hay que enseñar a los niños que todo lo que les pasa genera conocimiento. Ayuda a tu hijo a notar cómo ha aprendido acerca de sí mismo en cada situación, especialmente si ha sido difícil para él.   

10.- ACEPTAR QUE EL CAMBIO ES PARTE DE LA VIDA  Los cambios pueden a menudo ser terribles para los niños y adolescentes. Ayuda a tu hijo a ver que el cambio forma parte de la vida y que se puede reemplazar con nuevas metas a aquéllas que puedan haberse convertido en inalcanzables.  

 

Fuente: American Psychological Association.

 

Martha Lorenia Monreal Quintana

Psicóloga en Centro Integral de Psicología.
Licenciada en Psicología, U de O.
Ver perfil