¿Qué hacer si sientes que usas demasiado el celular?

 

 

Es fácil entender por qué las personas cada día usan más y más su celular. No podríamos negar que el uso del celular tiene grandes ventajas, como el poder estar en contacto con familia y amigos, enterarnos de lo que pasa en el mundo, encontrar ayuda en un momento de emergencia y muchas más cosas; además de estos beneficios, el que sea mucho más fácil y accesible interactuar con otras personas e incluso conocer personas nuevas es bastante atractivo y si añades que al tiempo de usar las redes sociales incluso la publicidad parece estar hecha a la medida de nuestros gustos y necesidades pareciera que caer en la trampa es inevitable pues la satisfacción es tan inmediata que pronto se vuelve en una de las principales fuentes de gratificación en nuestro día. 

Como todo tiene un lado oscuro, ten en mente las siguientes recomendaciones se inviertes demasiado tiempo en el celular y su uso se convierte en un problema. 

Nota qué tan enganchado estás del dispositivo:

Si de pronto te quedas sin carga o sin datos en tu celular u olvidas el dispositivo y te resulta evidente que estás experimentando ansiedad acompañado de una necesidad urgente por remediarlo, y además cuando vuelves a tener tu celular y sientes un alivio inmediato: ¡ten cuidado! Es probable que estés más enganchado con tu celular de lo que te gustaría reconocer y puede ser el primer indicio de un problema de adicción al celular. 

Nota cómo está interfiriendo en tu vida:

Presta atención a cómo interactúas con tus amigos y familia; por ejemplo, nota si pasas más tiempo en el celular cuando sales con tus amigos o si sientes que la calidad de tus interacciones han perdido cierta intimidad; si has tenido problemas de pareja, laborales, o incluso si has estado cerca de tener accidentes en automóvil por el uso del celular, si has tenido un deterioro en tu calidad de vida ten cuidado, tal vez no estés usando tu dispositivo de la mejor manera. 

 

Úsalo como un premio:

Si estás realizando alguna actividad, pon pequeñas metas y cuando las logres toma un descanso y prémiate con revisar tu dispositivo. Este consejo podría servir especialmente bien para los padres. Comprende que el jugar videojuegos o navegar en internet en algún dispositivo es un privilegio que le das tú a tus hijos, deja que disfruten de éstos sólo si han cumplido con sus actividades o deberes, úsalo como un premio para ellos sólo cuando se han portado bien y por un tiempo limitado y bien establecido. 

Desconéctate:

Sencillamente no uses las redes o los dispositivos por un fin de semana, no pasará nada si te das un descanso. 

Conéctate, vive el momento presente:

Intenta conectarte con lo que estés haciendo, por ejemplo, nota qué se siente tener una charla con tus amigos, con tu familia o con alguna actividad que sea para ti placentera, incluso si no lo estás pasando tan bien por pensar en qué estará sucediendo en las redes, nota tus propios pensamientos y experiencias, nadie dijo que sería fácil, pero es interesante notar cómo llegan esos pensamientos y emociones y notar también cómo se van. 

Cuídate, pide ayuda:

Si sientes que el uso del celular está trayendo problemas acude a un profesional. Un psicólogo capacitado puede ayudarte a usar de mejor manera tu dispositivo. 

Osvaldo Muñoz Espinoza

Director y Psicólogo en Centro Integral de Psicología
Licenciado en Psicología Clínica, UNISON
Estudia Master en Terapia de Conducta, UNED
Doctorante en Evaluación Educativa, UDLMVer perfil